Review: Gigabyte Z77X-UP5 TH + Lacie Little Big Disk TH 240 GB

Gigabyte nos ha enviado su placa base Z77X-UP5 TH y un disco SSD externo LaCie Little Big Disk Thunderbolt 240 GB al que sacar todo el partido mediante su conexión de alta velocidad Thunderbolt. Gracias a su chipset Intel Z77, la Gigabyte Z77X-UP5 TH está preparada para los más modernos procesadores Intel Ivy Bridge, lo que junto a la posibilidad de montar configuraciones SLI o CrossFire, le permite ensamblar un equipo de grandes prestaciones. Sus componentes Ultra Durable 5 aseguran una mayor fiabilidad en las condiciones más exigentes de humedad, temperatura o fallos eléctricos.

Veamos mejor todas sus características en forma de tabla:

Antes de comenzar la review, agradecer a Gigabyte España por cedernos esta placa base para su análisis.

Embalaje

Una vez vistas las especificaciones, veamos qué otra información destacable nos ofrece su embalaje. En el frontal encontramos los logotipos de las siguientes tecnologías incluidas en la placa:

  • Ultra Durable 5: Incluye componentes de alta calidad para la zona del procesador incluyendo el IR3550 PowIRstage de International Rectifier, un PCB con el doble de cobre y Chokes con núcleo de ferrita capaces de soportar hasta 60A. Más información aquí.
  • 3D Power: Los usuarios pueden ahora disfrutar de una utilidad 3D totalmente interactiva que facilita el ajuste de las tres dimensiones que controlan el suministro de energía a la CPU y a la memoria: tensión, fase y frecuencia. Estos parámetros son cruciales para determinar la manera en que llega esa energía a los elementos críticos de la placa base y pueden ayudar a que los usuarios obtengan un overclock mayor y más estable.
  • 3D Bios: La revolucionaria aplicación 3D BIOS de GIGABYTE se basa en nuestra
    tecnología UEFI DualBIOS™, disponible para nuestros clientes en dos modalidades de
    interacción exclusivas, que proporcionan una variedad única de potentes interfaces gráficas aptas incluso para nuestros usuarios más exigentes.

Además nos indican que el PCB ha sido fabricado con el doble de cobre del habitual y que dispone de una capa cristalina para proteger la placa frente a la humedad.

Pasamos a examinar el reverso del embalaje y ver que tecnologías nos ofrece la Gigabyte Z77X-UP5 TH:

  • Dual Thunderbolt: Permiten la conexión de 12 dispositivos, además 3 de pantallas, de formas simultánea con tasas de transferencia de hasta 10 Gbps.
  • Bluetooth 4.0 + WiFi Card: Incluyen una tarjeta WiFi 300 Mbps + Bluetooth 4.0
  • VirtuMVP: Virtu es un software de virtualización que mejora aspectos visuales del PC en un entorno de bajo consumo: mejores tiempos de respuesta, mejor procesamiento de vídeo y una reproducción más homogénea. También incluye Hyperformance, que elimina tareas de renderizado redundantes y predice posibles problemas de sincronización en el canal de reproducción, generando mejores tasas de fotogramas, elementos visuales más definidos y un tearing reducido.
  • Intel Smart Response
  • Creative Sound Blaster X-Fi MB2

Además encontramos etiquetas informativas que nos avisan de la inclusión de tecnologías como Dual UEFI BIOS, soporte para PCIe Gen.3 y la carga rápida de dispositivos USB, entre otras.

Accesorios

La placa base viene acompañada de una gran cantidad de manuales y dos discos de drivers, uno para la tarjeta WiFi/BT.

Además no se queda nada corta en cuanto a accesorios donde destaca la tarjeta WiFi con dos antenas extensibles, una bahía de 3.5” con dos conectores USB 3.0, un puente SLI y 6 cables SATA III 6.0 Gbps.

 

 

Gigabyte Z77X-UP5 TH

Pasamos por fin a ver la placa Gigabyte GA-Z77X-UP5 TH en todo su esplendor. La encontramos con un PCB y disipados negro, estos últimos con embellecedores azules.

En la zona superior tenemos el socket LGA1155 rodeado de un disipador para las fases de alimentación y a su lado derecho 4 zócalos para memoria DDR3. Podemos instalar hasta 32 GB en dual-channel con frecuencias de hasta 2400 MHz que automáticamente pueden configurarse mediante los perfiles Intel XMP, facilitando en gran medida el trabajo.

Bajo el socket disponemos del slot mSATA en el que podemos instalar una unidad SSD para usarla de cache de sistema gracias a la tecnología Intel Smart Response.

En la esquina superior derecha disponemos de 3 botones para el apagado/encendido, el reinicio del sistema y la elección de las dos BIOS disponibles. En el mismo margen pero hacia el centro de la placa tenemos el conector de alimentación ATX de 24 pines y sobre este una pantalla en la que se muestran códigos durante el arranque del sistema facilitando información sobre posibles errores.

En la zona inferior de la placa encontramos los 3 slots PCIe 3.0 x16 que permiten la instalación de hasta 3 tarjetas gráficas. Debemos anotar que solo el conector más elevado ofrece las 16 líneas en caso de conectar varias tarjetas, repartiéndose 8 líneas entre los dos de debajo de un total de 24 disponibles. Disponemos también de 3 slots PCIe x1 y 1 slot PCI tradicional.

En el margen inferior encontramos los conectores de audio HD, Firewire, TPM, 2 USB, ventilador, botones y LEDs frontales, conmutador para el panel frontal, un conector SATA III 3.0 Gbps gobernado por la controladora Marvell y dos conectores USB 3.0 para 4 dispositivos.

Pasamos a la zona de los conectores traseros encontrando las salidas gráficas D-Sub, DVI y HDMI protegidas por una capucha de plástico. Junto a estas se encuentran 4 puertos USB 3.0, 2 puertos USB 2.0, un puerto eSATA y la tarjeta de red Gigabit Ethernet.

El principal reclamo de esta placa base son los dos conectores Thunderbolt disponibles. Esta tecnología permite tasas de transferencia de hasta 10 Gbps, duplicando el ancho de banda máximo teórico del recientemente adoptado, y aun en vías de expansión, USB 3.0. Gracias a los dos puertos podemos conectar hasta 12 dispositivos en serie más dos pantallas.

Pasamos al lateral derecho y desde el lado izquierdo nos encontramos con 4 conectores SATA II 3.0 Gbps y dos conectores SATA III 6.0 Gbps. A sus lados, un conector para ventilador de 4 pines y un conector ATX4P para un extra de alimentación en los slots PCIe. En el centro, el antes visto conector ATX y una línea más atrás un conector USB 3.0 que por su situación es perfecto para la bahía frontal incluida en los accesorios.

En el margen superior encontramos dos conectores de 4 pines para ventiladores, uno de ellos para el procesador. Justo por detrás de los conectores de vídeo queda el conector EPS de 8 pines para la alimentación del procesador.

En el lado posterior de la placa observamos como los disipadores del VRM y el chipset viene atornillados, por lo que pasamos a retirarlos y ver la placa sin ellos:

Este modelo incorpora componentes certificados como Ultra Durable 5, lo que incluye los controladores IR3563A para la potencia del procesador, así como condensadores y MOSFETs de alta eficiencia y bajas temperaturas.

La tarjeta combo WiFi y Bluetooth puede ser conectada en cualquiera de los slots PCIe x1, debiendo conectar ambas antenas para sacar el máximo partido a su doble banda.

LaCie Little Big Disk Thunderbolt 240 GB

 

Gigabyte nos ha enviado junto a su placa base la unidad SSD externa LaCie Little Big Disk con conectividad Thunderbolt para probar las bondades de esta conexión.

 

El cable incluido es el mismo que incluye Apple en sus periféricos, pudiendo adquirirlo en su web.

 

Pruebas

Montamos un equipo de pruebas con los siguientes componentes y pasamos a testear la GA-Z77X-UP5 TH:

  • Procesador Intel Core i5-2500K
  • Disipador Noctua NH-U9B
  • 4×2 GB DDR3 G.Skill @ 1600 MHz
  • Gigabyte GeForce GTX 560 OC

En primer lugar comprobamos que todos los parámetros estén correctos en BIOS y de paso damos un vistazo a la interfaz UEFI avanzada, que dispone también de un diseño 3D en el que acceder a las opciones haciendo uso del ratón.

 

 

 

 

 

La BIOS no difiere prácticamente en nada de la visa en otras placas de la casa. En la pantalla M.I.T. encontramos la información más relevante del procesador y la memoria, pudiendo configurar voltajes, multiplicadores y latencias entre los 6 sub-menús disponibles.

El resto de pestañas aportan menos opciones de configuración y son más generales como la fecha/hora, el orden de arranque, desactivar las controladoras de algunos periféricos y algunos modos de ahorro de energía.

Arrancamos el equipo y pasamos a instalar los drivers tanto del disco de la placa base como de la tarjeta WiFi/BT. También encontramos el habitual software de overclocking Easy Tune 6 y el actualizador @BIOS que permite comprobar si existen nuevas versiones de BIOS y descargarlas en ese caso.

 

 

Comenzamos las pruebas y en primer lugar comprobamos que todo está en orden mediante el software CPU-Z. Para los siguientes test hemos realizado una prueba con el procesador a su velocidad de fábrica, 3.3 GHz, y una segunda prueba con overclock a 4.2 GHz. Lógicamente el límite de la placa base es superior a este valor, pero no disponemos de un procesador solo para este fin y no podemos afinar los límites.

 

La primera prueba que realizamos es el test de memorias y cache de Aida 64 2.6, donde hemos obtenido resultados muy parejos y poco significativos con respecto a otras placas base con chipset Z77.

 

Para comparar cómo puede afectar una placa u otra al rendimiento del procesador hemos realizado mediciones del tiempo de cálculo en SuperPI Mod 1.5 XS y wPrime 1.55 obteniendo los siguientes resultados:

Podemos comprobar que el rendimiento es igual en las distintas situaciones para todas las placas excepto en la prueba wPrime sin overclock. Esto se debe al uso que hace la propia placa base de la tecnología Turbo Boost del procesador.

Por último, analizamos el rendimiento de la conexión Thundebolt por medio de la unidad LaCie que incorpora en su interior dos discos Intel SSDSA2CW120 G3 de 120 GB cada uno.

En las instrucciones solo viene detallado el proceso para la configuración en RAID 0 bajo iOS, pero desde Windows solo tenemos que acceder al Administrador de Discos y crear un Nuevo Volumen Seccionado.

Mediante el software Crystal Mark hemos comprobado la velocidad de transferencia y la mostramos comparada con la unidad SSD SATA III 6.0 Gbps Corsair Neutron GTX:

Podemos comprobar como el rendimiento de la unidad no se ve mermado por la conexión a través de la interfaz Thunderbolt, consiguiendo incluso una velocidad de lectura secuencia superior a una unidad SSD SATA III de última generación (gracias a la configuración RAID 0).

El resultado era de esperar conociendo el amplio ancho de banda proporcionado por la interfaz Thunderbolt (10 Gbps) que permitirá conectar una gran cantidad de dispositivos en serie gracias a la inclusión en cada uno de ellos de dos puertos Thunderbolt.

Conclusión

La placa Gigabyte Z77X-UP5 TH es una placa para usuarios avanzados que desean sacar gran partido de procesadores desbloqueados como los modelos Core i5-3570K e i7-3770K de Intel. Los componentes Ultra Durable 5 nos indican la calidad y fiabilidad de los voltajes entregados al procesador, obteniendo grandes beneficios a la hora de mantenerlo overclockeado bajo el mínimo voltaje posible.

Podemos encontrarla a la venta por 279 euros a raíz de la inclusión de la tecnología Thunderbolt. Su hermana menor, la Z77X-UD5H-WB WiFi, puede encontrarse a la venta por unos 70 euros menos con casi la única diferencia de la conectividad Thunderbolt. Queda en nuestras manos, o mejor dicho bolsillo, adquirir un modelo u otro en función del interés o necesidad por esta nueva tecnología que poco a poco se ira implementando en los nuevos equipos.

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro.