Review: Gelid Icy Vision Rev.2

Gelid nos ofrece su disipador para tarjetas gráficas Icy Vision Rev.2, un modelo con cinco heatpipes de cobre a juego con el disipador de CPU que analizamos hace unos días, el Gelid GX-7. Esta revisión amplía el número de gráficas compatibles a las que os mostramos a continuación:

Prácticamente podemos instalarlo en cualquier tarjeta gráfica de gama media-alta de la última generación de ambos fabricantes más algunos modelos recientes y antiguos. Se tratan pues, de los modelos más comerciales y destacados de cada serie y siempre bajo el PCB de referencia, no estando asegurada su compatibilidad con PCB propios de los ensambladores.

Antes de comenzar con el análisis, veamos las especificaciones técnicas del Gelid Icy Vision Rev.2:

Embalaje

Encontramos al Gelid Icy Vision Rev.2 en un blíster de plástico que deja ver a la perfección ambos lados del disipador. Encontramos la lista de compatibilidad de gráficas, las principales características que ofrece y un test de rendimiento con una tarjeta gráfica Nvidia GTX 480. En esta gráfica nos prometen una mejora de hasta 20º C en las temperaturas con respecto al disipador de fábrica, por lo que pasemos a analizarlo para comprobar si es así.

Gelid Icy Vision Rev.2

Una vez desembalado, el Gelid Icy Vision Rev.2 luce como podemos observar en la foto anterior. Sus dimensiones parecen ser las de una gráfica de tamaño medio, por lo que no cubrirá por completo el PCB de gráficas de gran longitud.

 

Los cinco heatpipes se reparten hacia ambos bloques de aletas de aluminio, con tres en el lado del chip gráfico y dos en el lado opuesto.

 

Podemos comprobar en las imágenes que no es demasiado alto, por lo que permitirá configuraciones SLI/CrossFireX como indica en su embalaje.

 

Visto desde abajo, podemos observar con detalle la base de cobre a la que se sueldan los cinco heatpipes que la atraviesan de lado a lado.

 

 

 

El Gelid Icy Vision Rev.2 incluye dos ventiladores de 92 mm S-Shape que reaccionan a la luz ultravioleta ofreciendo una leve iluminación, más bien un reflejo luminoso.

Ambos ventiladores introducen aire fresco directamente sobre la gráfica, mientras que los ventiladores de la torre deben extraerlos desde la zona superior de esta.

 

Los ventiladores se alimentan mediante un conector de 4 pines habitual de las gráficas, aunque podemos hacer uso del cable adaptador a 3 pines (para conectarlo a la placa) o a Molex que se incluye entre los accesorios. De esta forma podemos incluso conectar los ventiladores de un potenciómetro externo para configurar las revoluciones de estos de forma manual.

Accesorios

Junto al disipador se incluye un backplate para su firme sujeción y diversos disipadores de pequeño tamaño para las memorias y las fases VRM. Lógicamente se incluye toda la tornillería necesaria para su instalación y arandelas de plástico para evitar el contacto de los tornillos con el PCB. Un detalle de agradecer es que se incluye una jeringuilla de pasta térmica Gelid GC-2 con la que poder instalar el disipador a nuestra gráfica.

Montaje

En los siguientes enlaces podéis encontrar el manual de montaje para gráficas Nvidia o AMD. Este es bastante sencillo, solo hace falta colocar los separadores en función del chip de nuestra gráfica y atornillar desde el lado trasero del PCB.

 Pruebas

Una vez montado el refrigerador, pasamos a realizar pruebas de la temperatura alcanzada en nuestro equipo de pruebas para la ocasión:

  • Placa Gigabyte GA-Z77X-UD5H
  • Procesador Intel Core i5-2500K @ 3300 MHz
  • 4×2 GB DDR3 G.Skill Ripjaws X @ 1600 MHz
  • Gigabyte GeForce GTX 560 OCGelid Icy Vision Rev.2
  • Fuente Corsair GS 800

Como podemos comprobar el las imágenes anteriores, el disipador Icy Vision cubre por completo el PCB de nuestra Nvidia GeForce GTX 560, sobresaliendo unos centímetros a lo largo. Podremos pues instalarlos en cajas medianas ya que no debemos tener problemas con su longitud ni altura.

 

Hemos utilizado el software MSI Afterburner junto a MSI Kombustor para forzar la carga de trabajo de la gráfica y hemos medido las temperaturas sin carga, con carga a 830 MHz y con carga y overclock a 900 MHz. Aquí tenemos los resultados:

Podemos comprobar en el gráfico o la tabla que el rendimiento del Gelid Icy Vision Rev.2 es muy similar al del Arctic Accelero Twin Turbo II con unas dimensiones algo menores. No se ha mostrado muy ruidoso, por lo que Gelid ha hecho un buen trabajo en el diseño de su disipador y ventiladores. Con respecto al sistema Windforce 2X que incorporaba de serie la GTX 560 de Gigabyte ha mejorado en unos 20º C las temperaturas, algo muy destacable y acorde a lo que prometían en el embalaje.

Conclusión

El refrigerador Gelid Icy Vision Rev.2 ofrece un nivel de refrigeración muy por encima de los modelos de fábrica. Su precio oficial es de 46 euros, por lo que se sitúa a medio camino entre los dos modelos con los que lo hemos comparado.  Si el espacio es un gran problema en nuestra torre, es una gran opción para conseguir que una gráfica que ya poseamos pueda durarnos más tiempo antes de tener que sustituirla por un modelo nuevo ya que podemos realizar una alta dosis de overclocking sin temor a las temperaturas.

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el galardón de oro por su buen nivel de refrigeración en un disipador de un tamaño muy ajustado y un ruido casi inapreciable.

Artículos relacionados

  • Victor

    Creo que te has equivicado con el nombre del disipador Arctic, que es Accelero Twin Turbo II, no Twin Force II.

    • Solucionado Victor, como bien dices es el Arctic Accelero Twin Turbo II. Gracias por el aviso.