Nvidia admite problemas con las GeForce GTX 670, GTX 680 y GTX 690

Nvidia ha admitido en el día de hoy que su última hornada de gráficas Kepler GeForce GTX 670, GTX 680 y GTX 690 tienen problemas. El problema está relacionado con el v-sync, pidiendo a sus clientes que desactiven esta función.

No es de lógica gastarse mínimo 400 euros en una gráfica de nueva generación para que su rendimiento se vea mermado, y no sólo eso, si no su fiabilidad y calidad. No hay que ser tan alarmistas, no es por que el producto sea defectuoso, sino por que se creó para comportarse así.

Técnicamente el problema podría estar en los controladores, traduciéndose en un desgaste visual y parpadeos aleatorios bajo ciertas configuraciones de hardware.

  • Nvidia respondió: “Hemos recibido informes de un intermitente parpadeo bajo v-sync en algunos de nuestros clientes. Hemos de encontrar la raíz de la causa del problema y, una vez identificado, buscar una solución para él.

La solución requiere de extensas pruebas, sin embargo, no estará disponible hasta la próxima versión de los principales controladores pertenecientes al mes de junio (post-R300).

Para los usuarios que sufran este problema la solución provisional es desactivar v-sync a través del Panel de control de Nvidia o en el menú del juego Configuración de Gráficos.

vía: Softpedia

Artículos relacionados