PCI-Express 3.0 x16 no influye en una mejora significativa de rendimiento

La tendencia a evolucionar ciertos aspectos no significa que el resultado final ofrezca una relativa mejora, nos vendían PCI-Express 3.0 como algo vital, algo necesario y que ayudaría a conseguir un rendimiento bastante superior, como no, puro marketing, y claro, recordar aquella guerra entre ASRock, MSI, Gigabyte y Asus por dicha implementación.

En la actualidad, la AMD Radeon HD 7970 es la única gráfica que es capaz de aprovechar las "bondades" que ofrece la ranura PCIe 3.0, la cual fue probada por los chicos de Hardware.FR en combinación con el procesador Intel Core i7-3960X y la placa base Asus Maximus IV Gene.

Dicha gráfica fue utilizada tanto en una configuración individual, como CrossFireX, la cual se probó con ranuras PCIe 1.0, PCIe 2.0 y PCIe 3.0 ha diferentes velocidades.

PCIe3 BF3 526x623 0

PCIe3 Luxmark 524x623 1

Como podemos observar, el rendimiento no es significativo respecto a una ranura PCIe 1.0 que ofrece un ancho de banda de 8 GB/s frente al PCIe 3.0 que ofrece 32 GB/s, lo que se traduce en una diferencia de rendimiento real de 1 FPS en una configuración single, y 3.1 FPS en CrossFireX bajo el título Battlefield 3, vamos, un rendimiento nada palpable.

Queda claro que todo es marketing, implementar nuevos estándares cuando una tecnología "anticuada" ofrece casi el mismo rendimiento. Cabe destacar que para aprovechar las bondades del bus PCIe 3.0 haría falta una gráfica 5 veces más potente que la Radeon HD 7970.

Vía: CHW

Artículos relacionados