Los SSDs bajan de precio a un ritmo más rápido que los HDDs

Las unidades en estado sólido (SSD) están bajando de precio a un ritmo mucho más rápido que los discos duros (HDD), según las cifras publicadas por el sitio web de monitoreo Pingdom

El informe muestra que el precio medio de un disco duro oscilaba en 1998 los 56.3 dólares por gigabyte, costando 0.075 euros en 2011, mientras, los SSDs llegaron en 2007 por 40 dólares/GB estando en la actualidad en 1.50 dólares.

Los SSDs siguen siendo muy caros, pero la diferencia entre ellos con los precios de un disco duro se han reducido considerablemente en los últimos años. En 2007 un SSD era 120 veces más caro que un disco duro con un almacenamiento equivalente, a día de hoy, esa diferencia se queda en sólo 32 veces más caro.

Precios HDD SSD 0

Esta tendencia continuará ayudada por los elevados precios de los HDDs en la actualidad. Por ejemplo, en la actualidad el precio por GB de un SSD es el mismo que el de un HDD en 2002, lo que sugiere que estamos a pocos años de tener a los SSDs como una alternativa real a los HDDs.

Pingdom predice que en 2012 el precio medio de los discos duros se verá reducidos a 0.54 dólares/GB, una disminución del precio entorno al 28%, aunque podrían ser artificialmente inflados por la actual escasez en el mercado. Lo mejor de todo, los SSDs deberían bajar a un precio de 1 dólar/GB, lo que significaría una disminución del precio al rededor del 33%.

Sólo hay que seguir la Ley de Moore, es cuestión de tiempo tener SSDs rápidos, con gran capacidad, y sobre todo, económicos.

Vía: Vr-Zone

Artículos relacionados