Movistar empeora las condiciones del compromiso de permanencia

Según leemos en Movilonia.

Mes a mes aumenta el número de portabilidades. Según el último dato que ha dado a conocer la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, en marzo de este año más de medio millón de líneas móviles cambiaron de compañía.

En muchos de estos casos la motivación es meramente económica: se pretende reducir la factura mensual con tarifas más baratas.

Vodafone y Movistar son las compañías más perjudicadas por esta situación ya que, a pesar de su agresiva política de retención y fidelización de clientes, están reduciendo su cartera de clientes en detrimento de sus competidoras.

Y precisamente una de ellas, Movistar, ha decidido añadir un freno adicional para evitar esta fuga de usuarios.

A partir de junio cambia las condiciones de los compromisos de permanencia que han asumido sus clientes a cambio de la subvención de un móvil.

Actualmente, si uno de los clientes de Movistar decide abandonar la compañía sin que haya concluido este periodo abonaría únicamente la parte proporcional que le resta por cumplir.

Por ejemplo, si un cliente asumió una permanencia de 18 meses y 177 euros y le quedara 1 mes para finalizarla, tendría que pagar una penalización de 9,8 euros.

A pesar de esta multa, en algunas ocasiones el cambio de compañía le seguirá compensando al usuario gracias al ahorro que obtendrá con la nueva compañía.

Sin embargo, Movistar ha decidido imitar a Orange y Vodafone y comenzar a cobrar las penalizaciones por tramos de 6 meses.

De este modo, y siguiendo el caso anterior, este cliente tendría que abonar una penalización de 59 euros, lo mismo que otro que llevase, por ejemplo, 13 meses con ese mismo compromiso.

Doble beneficio para la operadora
La medida beneficia doblemente a Movistar, ya que, por un lado, ralentiza la marcha de sus abonados a la competencia, que en muchos casos se retrasará hasta, al menos, que haya concluido el compromiso completo.

Y en segundo lugar, porque en el caso de que el cliente finalmente decida marcharse, la operadora cobrará una penalización de un importe superior al actual por el redondeo al alza de esta medida.

Además, conviene saber que la penalización no solo se cobra por la portabilidad, sino también si el abonado se da de baja, cambia de contrato a prepago y, en muchos casos, si solicita un cambio de tarifa a otra que exija un menor consumo mínimo mensual.

Solo Yoigo mantiene la proporcionalidad
Orange y Vodafone ya llevan tiempo llevando a cabo esta política de cobrar las penalizaciones por tramos de medio año, una medida a la que ahora se suma Movistar.

Por el momento la única operadora que mantiene la proporcionalidad a la hora de calcular la multa que impone a sus abonados por incumplir la permanencia es Yoigo.

Vía: Movilonia

Kioxia

Artículos relacionados